Lean Manufacturing: qué es y como potenciarlo

lean manufacturing

Lean Manufacturing e industria alimentaria

Como veíamos en el post del mes pasado sobre la automatización y la industria 4.0, las empresas tienen que ser cada vez más competitivas para hacer frente a un mercado cada vez más exigente.

La importancia de contar con equipos automáticos que mejoren la producción es innegable. No obstante, hay otras formas que permiten también mejorar resultados y que no tienen tanto que ver con la tecnología, sino con la metodología.

Una de ellas es el Lean Manufacturing.

¿QUÉ ES LEAN MANUFACTURING?

El Lean Manufacturing (o Lean Production) es una filosofía empresarial basada en enfocar la organización de toda actividad productiva en eliminar los llamados “desperdicios”. En este ámbito, entenderemos por “desperdicio” como todo aquello que no genera valor ni al proceso ni al cliente.

Las empresas que trabajan de este modo tienen siempre en mente la mejora continua. Prestan mucha atención a todas las fases de la producción para así detectar fallos y conseguir reducir tiempos de trabajo y gastos y mejorar la productividad y la calidad. Este deseo de mejorar hace que dichas empresas sean flexibles y abiertas a cambios.

Es imposible no mencionar la dimensión humana. Para el Lean Management, los trabajadores son el mayor capital de la empresa. Por ello, se presta especial atención a su motivación y las sugerencias que estos puedan aportar a los procesos, ya que al fin y al cabo son ellos quienes están día a día en las líneas viendo sus puntos fuertes y débiles.

Los principios del Lean Manufacturing son: procesospull” (producir de acuerdo a la demanda y no en masa), flujos de una pieza(una única pieza por operación y no lotes a la vez), importancia de los tiempos (nociones de “takt” y “just-in-time”) y cero defectos. Del mismo modo, se incide también mucho en la importancia del mantenimiento de relaciones a largo plazo con proveedores.

Por último, esta filosofía otorga una gran importancia al almacenamiento, orden y la limpieza. De hecho, la que se considera una de sus primeras herramientas es la técnica de las 5S. Dicha metodología se basa en seleccionar lo necesario (“Seiri”), ordenar (“Seiton”), limpiar (“Seiso”), adoptar el proceso (“Seiketsu”) y en verificar (“Shitsuke”) el cumplimiento de todo lo anterior en el entorno de trabajo.

ORIGEN DE LA CULTURA LEAN MANUFACTURING

El Lean Manufacturing es un concepto que nace en la industria textil nipona de la mano de Sakichi Toyoda.

Sakichi tenía una empresa de telares e inventó un dispositivo llamado Jidoka que incorporó a sus líneas. Este sistema le permitía detectar incidencias en las máquinas y en la calidad de los productos.

Años más tarde comenzaría a interesarse por la industria automovilística. Tanto es así que en 1933 su hijo Kiichiro creó Automóviles Toyoda (actual Toyota) como una división de su empresa de telares.

Precisamente, su secreto para hacer frente a los gigantes norteamericanos (Ford, General Motors…) con poca inversión fue la aplicación a gran escala del modelo que había creado su padre.  

La idea que transmitieron sus creadores es clara: los beneficios no se consiguen únicamente incrementando el volumen de ventas. Es de vital importancia también recortar los costes que trae consigo las deficiencias de calidad (productos defectuosos, que un cliente nos devuelva una partida, que caiga nuestra reputación, etc.).

¿SE PUEDE APLICAR LA METODOLOGÍA LEAN MANUFACTURING A LA INDUSTRIA ALIMENTARIA? MAQUINARIA CONSERVERA TOMÁS GUILLÉN TE EXPLICA CÓMO

El Lean Management ha estado tradicionalmente ligado a otras industrias como la del automóvil o la aeronáutica.

Su incorporación a la industria de la alimentación fue más tardía, pero ha demostrado ser muy útil y vital para la supervivencia de las empresas.

¿Qué diferencias hay entre la industria alimentaria y el resto que pueden influir en la aplicación de la cultura Lean Manufacturing?

6 PARTICULARIDADES DEL SECTOR ALIMENTARIO

  • La industria alimentaria ha estado muy centrada en el cumplimiento de normativas gubernamentales respecto a la seguridad de los productos que ha descuidado como ser más eficiente.
  • El aspecto de los productos alimentarios es decisivo. Si hay problemas en la forma, calidad, color u olor el público dejará de comprarlos y los minoristas optarán por otros proveedores.
  • Los fabricantes copian productos exitosos continuamente. La clave para competir en el sector puede estar relacionada no tanto con la innovación, sino con la productividad y eficiencia.
  • Algunas nociones del Lean como el Pull o el Just-In-Time pueden verse afectadas negativamente por la caducidad o estacionalidad de las materias primas.
  • Es un sector muy cambiante en cuanto a las modas. Continuamente cambian las tendencias del mercado, por lo que se reafirma la necesidad de contar con poco stock terminado y manufacturas flexibles.
  • Evitar la contaminación es crucial en alimentación. Como hemos visto, uno de los aspectos en los que más incide el Lean es en la limpieza (técnica de las 5S). Con entornos de trabajo limpios y ordenados reducimos el riesgo de proliferación de bacterias.

CÓMO APLICAR LEAN MANUFACTURING EN UNA EMPRESA: HERRAMIENTAS DE LEAN MANUFACTURING

Las técnicas de Lean Manufacturing como la de las 5 S pueden dar a las empresas que las aplican una ventaja significativa sobre su competencia. No hay que olvidar que estas técnicas y visión global no se pueden comprar y por lo tanto son muy difíciles de copiar.

Comentemos dos ejemplos concretos:

VSM (VALUE STREAM MAP O MAPA DEL FLUJO DE VALOR)

La herramienta visual conocida como VSM consiste en el diseño de un mapa de todos los procesos que intervienen en la elaboración de un producto. En dicho dibujo se plasman todos los detalles de cada paso (tiempos, operarios, materia prima…).

De este modo, podremos identificar exactamente dónde se están originando defectos o pérdidas de producto y actuar en consecuencia. Para realizar este método correctamente es necesario visitar las instalaciones, desde la descarga de la materia prima hasta los muelles de carga.

SMED (SINGLE-MINUTE EXCHANGE OF DIE O CAMBIOS DE FORMATO EN MENOS DE 10 MINUTOS)

Esta metodología propone que para ser eficientes, los cambios de formato de las máquinas deben ser ágiles y realizarse en el menor tiempo posible. Esto es debido a que el tiempo comprendido entre que sale de la línea el último producto de un formato  y sale el primero del nuevo no añade ningún valor al mismo.

En la industria de la alimentación es muy común que las máquinas se utilicen para varios formatos (ejemplo: misma sopladora de PET para botellas de 0’5 litros, 1 litro y 1’5 litros). Por ello debemos de prestar mucha atención a la hora de agilizar dichos cambios.

OBJETIVOS DEL LEAN MANUFACTURING: DESPERDICIOS 0

Como hemos señalado anteriormente el objetivo del Lean Production es la eliminación de desperdicios o despilfarros, ya que no agregan valor y resultan en un sobrecoste del producto. Dichos desperdicios pueden ser de diversa índole:

CORRECCIÓN DE DESPERFECTOS

No podemos permitir por ejemplo que un bote tenga desperfectos tras el cerrado, ya que habremos perdido tiempo, producto, envase y energía.

Para evitar este tipo de problemas aconsejamos incrementar la frecuencia de las inspecciones, monitorizar, automatizar e incidir en formación de los trabajadores.

SOBREPRODUCCIÓN Y EXCESO DE INVENTARIO

Sencillamente consiste en acumular más materia prima/envases y en producir más de los que nuestra demanda puede asimilar. La razón detrás suele ser una mala planificación de la producción.

Esto supone parones en las líneas, problemas de espacio/logística y problemas de caducidad (que son especialmente importantes en el sector de la alimentación). 

TIEMPOS DE ESPERA

Engloban todos aquellos momentos de inactividad en el proceso, donde no se produce valor. Hablamos por ejemplo de esperas de instrucciones, herramientas, limpieza, materias primas con las que trabajar, etc.

Las máquinas también pueden ser las responsables de que tengamos que parar la producción. Por ello, en Maquinaria Conservera Tomás Guillén aconsejamos tener equipos de calidad y reducir al mínimo los cambios de producto y formato.

MOVIMIENTO

En este apartado englobamos los movimientos de productos, personas y máquinas por la fábrica. Debe intentarse reducir el número de movimientos al mínimo necesario para reducir gastos y aumentar la productividad.

Es preferible que los operarios trabajen únicamente en zonas muy delimitadas y que la fábrica tenga una buena distribución para reducir el tránsito de carretillas con materias primas y productos terminados.

CONCLUSIÓN: LEAN MANUFACTURING, TU GRAN ALIADO

Como hemos visto, muchos de los principios del Lean Manufacturing se resumen en sentido común. No obstante, es interesante dejarse asesorar por un externo que pueda ver las líneas de producción desde otra perspectiva para eliminar desperdicios, reducir costes y añadir valor.

Asimismo, se ha demostrado su utilidad para transformar completamente fábricas e incluso rescatar negocios que registraban pérdidas durante muchos años. Cabe señalar también que este método reduce el impacto ambiental de los procesos.

Conseguir sacarle partido extra a una fábrica y aumentar su facturación al reducir pérdidas, nos puede permitir también invertir en el lanzamiento de nuevos productos, en la exploración de nuevos mercados o en posibles restructuraciones. En Maquinaria Conservera Tomás Guillén contamos con especialistas enLean Manufacturing que pueden desplazarse a tus instalaciones para observar la situación inicial de tus líneas de producción y plantear nuevos diseños y mejoras.

Abrir chat