Automatización de procesos en industria alimentaria

automatizacion

La automatización surge con la industria 4.0 (o cuarta revolución industrial), donde se busca aumentar la producción en unos mercados cada vez más competitivos y que cuentan con un número creciente de consumidores. Para ello, apuesta por la sustitución de operarios humanos por máquinas automáticas, robots o softwares en determinadas tareas.

La crisis vivida del COVID-19 también ha puesto de relieve la importancia de contar con procesos automáticos que permitan la seguridad y el distanciamiento social de los trabajadores y el estricto cumplimiento de las medidas de higiene. De hecho, aquellas empresas que dependían en mayor medida del personal humano en detrimento de la automatización han sido sin duda las más afectadas por los parones.

¿Qué son los sistemas automatizados?

Como definición de automatización, podríamos señalar que es el proceso consistente en la incorporación de sistemas inteligentes y robotizados (software y hardware) en el desarrollo de la actividad industrial con el objetivo de asignarles tareas caracterizadas por ser repetitivas o por requerir una mayor precisión.

Del mismo modo, dichos sistemas ofrecen la posibilidad de monitorizar completamente los procesos. Paralelamente aumentan también la trazabilidad de los productos y la seguridad alimentaria. Todo ello trae consigo una mayor recogida de datos.  Esto ayudará a las empresas en la toma de decisiones en materias tan diversas como la eficiencia energética o la continuación de unos productos u otros en el mercado.

Se caracterizan también por su flexibilidad. Llevar a cabo una nueva tarea o cambiar un formato en cadenas tradicionales conlleva una gran cantidad de tiempo. Sin embargo, en sistemas automatizados es muy sencillo cambiar los ajustes del robot para que a partir de ese momento comience a comportarse de otra manera.

Automatización industrial: ¿Cómo funcionan los procesos automatizados?

Para que puedan realizar su labor, dichos sistemas necesitan estar dotados de diversos mecanismos que le permitan obtener una visión global de la operación que están realizando y actuar en consecuencia. Algunos de ellos son:

  • Sensores: inductivos, infrarrojos, de conductividad, fotoeléctricos, de presión, temperatura, humedad…
  • Células
  • Cámaras
  • Interruptores
  • Transmisores
  • Visión artificial

Tras la adquisición de datos y recogida de parámetros, que como vemos pueden venir de diversas fuentes, estos sistemas los analizan y los convierten en información de manera inmediata.

Esa información es precisamente lo que le permite tomar una decisión u otra sin la intervención del operario.

Dependiendo del tipo de máquina, la decisión podrá consistir por ejemplo en:

  • el llenado de un bote
  • la apertura de una trampilla que rechace producto no conforme
  • el accionamiento de una alarma sonora que detenga completamente la línea hasta la solución de la incidencia.

Asimismo, el desarrollo de softwares a medida, como los que ofrecemos en Maquinaria Conservera Tomás Guillén, nos permite la detección de averías y el control de procesos productivos de las máquinas mediante acceso remoto. Esto supone un gran avance, ya que se puede actuar de forma inmediata y sin necesidad de desplazarnos físicamente hasta su fábrica.

Pero lo realmente importante es contar con la adecuada maquinaria para automatización industrial que necesita una fábrica totalmente automatizada.

Las tecnologías hacen que sea posible automatizar procesos en casi toda la línea productiva. No obstante, la tendencia general a día de hoy es la integrar todas esas soluciones con los operarios, no sustituirlos. No hay que olvidar que siempre será necesario contar con personal humano que realice tareas de mantenimiento tanto preventivo (para evitar problemas futuros) como correctivo (para solucionarlos si ocurren).

Aplicación: automatización y control de procesos en la industria alimentaria

Los productos de la industria de la alimentación tienes algunas particularidades, ya que tienen que:

  • Cumplir con rigurosos estándares de calidad e higiene al ser destinados al consumo.
  • Mantener precios bajos, para que sean accesibles a toda la población.
  • Presentar un proceso rápido, por temas evidentes de caducidad
  • Ofrecerse en grandes cantidades para atender tanta demanda.

No obstante, si comparamos la industria alimentaria con otras como la producción de ropa o coches, encontramos que la primera ha tenido un menor desarrollo respecto a las demás. Esto es debido a la gran variabilidad de las características de los productos alimentarios (peso, tamaño, textura, color, forma…) que pueden estar siendo procesados al mismo tiempo. Además, muchos de ellos presentan una gran delicadeza que dificulta su manipulación por máquinas.

Tradicionalmente, las fases de envasado y empaquetado son las que en un principio se prestaron a la automatización.

No obstante, también encontramos muy buenos rendimientos en:

  • Tareas de corte de productos cárnicos o pescado (eviscerado)
  • Control de calidad (nivel de llenado, posición de tapón o etiqueta, producto no conforme, metales, cuerpos extraños, etc.)
  • Tareas de carga y descarga.

En un futuro, se espera que la automatización llegue a todas las fases de un sistema de producción y que los operarios únicamente se limiten a monitorizar desde una sala de control. 

 Nuestra opinión sobre la importancia de la automatización de líneas de producción

En definitiva, las fábricas automatizadas incrementan su eficiencia y competitividad y mejoran la calidad y consistencia de sus productos. Aunque en un primer momento la automatización suponga una inversión considerable, a la larga se rentabiliza al reducir el personal humano. Aunque reduzcamos su número, sí que conseguimos un mayor nivel de especialización del personal. Además, disfrutará de mejores condiciones laborales al dejar de estar expuesto a situaciones peligrosas o perjudiciales para la salud y dedicándose a otras tares de mayor valor añadido.

Los beneficios de la automatización son perfectamente aplicables a todas las industrias alimentarias:

  • Cárnica
  • Pescado
  • Frutas
  • Verduras
  • Lácteos
  • Congelados
  • Bebidas,
  • Etc...  

Si desea recibir presupuesto para automatizar sus líneas, no dude en contar con nosotros. En nuestro stock encontrará más de 15.000 máquinas para alimentación (automáticas casi en su totalidad). Además ofrecemos servicios adicionales de automatización con la creación de cuadros eléctricos y softwares de programación de autómatas.

Abrir chat